Día 2. El Madrid de los museos.

Museo del Prado.JPG No se puede entender una visita a Madrid sin pasar un día en algunos de sus museos. Si por algo destaca esta ciudad es por su enorme oferta cultural, contando con más de 100 museos de gran nivel la mayoría de ellos y entre los que, realmente, es difícil elegir cuál visitar. Sin embargo, por su fama e importancia, creo que cualquier turista no puede privarse de visitar el Museo del Prado y, quizás en menor medida, el Museo Reina Sofía. Como siempre, en estos asuntos los gustos de cada uno predominan sobre las opiniones aquí vertidas.

Desde sus últimas ampliaciones, la que es considerada por muchos la mejor pinacoteca del mundo, el Museo del Prado, ofrece más salas y más metros cuadrados en los que exponer su amplia colección de pintura, escultura y artes decorativas. Destacar un cuadro o un pintor por encima de los demás parece realmente injusto, máxime cuando conocemos quiénes son los autores que han creado esas obras de arte.

Sin duda alguna hay un gran predominio de artistas españoles de reconocido prestigio mundial, entre los que cabe destacar a Velázquez y a Goya. En cuanto a sus obras se refiere, los más famosos son ‘Las Meninas’ y ‘La maja desnuda’. En cuanto a los artistas extranjeros, hay obras de Durero, Tiziano, Rubens y El Bosco, por citar a algunos de los más conocidos. Sus obras hablan por sí solas: ‘Autorretrato’, ‘El emperador Carlos V’, ‘María de Medicis, Reina de Francia’ y ‘El jardín de las delicias’ son algunos de los ejemplos de cada uno de los personajes anteriormente nombrados.

La visita puede incluir pintura medieval antigua, habiendo una cantidad importante de arte rómanico y gótico de donde cabe destacar ‘La Anunciación’, de Fra Angélico. También merece la pena visitar la colección de pintores flamencos, como Van der Weiden o Rembrandt, donde el museo es un lugar único. El mundo del Renacimiento italiano también está ampliamente representado con obras de Boticelli, Tintoretto, Tiziano o Veronés. Impresionante es la colección que existe de El Greco, de quien cabe destacar la pintura ‘Caballero de la mano en el pecho’. Es el Barroco el período que mejor ha sabido mostrar el museo, con obras de Rubens, Zurbarán, Ribera, Van Dyck, Rembrandt y, sobre todo, Velázquez. Para finalizar, merece la pena echar un vistazo a algunas de las obras de Goya, otro pintor bien representado con gran cantidad de obras.

Museo Reina Sofía.JPG En cuanto al Museo Reina Sofía, dedicado esencialmente al arte moderno, alberga en sus salas obras de artistas españoles de los siglos XX y XXI. De entre todos ellos caben destacar las obras de Picasso y Salvador Dalí, dos de los pintores españoles más reconocidos a nivel internacional en cuanto al panorama más reciente se refiere. La obra ‘estrella’ del museo sigue siendo, sin lugar a dudas, ‘El Guernica’ de Picasso, un cuadro de grandes proporciones y con ausencia de color, pintado en blanco, negro y grises con varios matices, y donde se refleja el sufrimiento generado por la incoherencia de la guerra. En cuanto al pintor catalán, Salvador Dalí, existen muchas obras que nos permiten recorrer sus diferentes etapas como artista, desde la fase del cubismo hasta la del surrealismo, la más llamativa de todas. Para quienes gusten del increíble arte del hiperrealismo, ese don que poseen algunos pintores para plasmar todo lo que ven en un cuadro, como si de una fotografía se tratara, existen obras del gran Antonio López.

Además de todo esto, existen obras de Braque, Julio González, Juan Gris, María Blanchard, Rafael Barradas, Santiago Pelegrín o Pablo Gargallo. También hay exposiciones temporales relacionadas siempre con el arte más contemporáneo, no solo relacionadas con la pintura sino también con la escultura, la fotografía y otras artes.

Es posible dedicarle medio día a cada museo o más tiempo a uno y menos a otro, en función de los gustos. También es posible, para quienes sean amantes de un arte menos moderno, dejar de lado el Museo Reina Sofía y acudir al Museo Thyssen-Bornemisza, donde la variedad es mucho mayor pues la colección contiene obras que van desde el siglo XIII hasta el siglo XX.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter