Palacio de Linares

El Palacio de Linares es un edificio de finales de siglo XIX construido en piedra blanca de Colmenar y granito, por orden de José Murga, marqués de Linares. Desde entonces, el palacio ha estado envuelto en la leyenda. Casado, sin saberlo, con su hermanastra, el marqués pudo continuar su vida conyugal gracias a una bula pontificia que así lo consentía, siempre y cuando la pareja no mantuviera relaciones. El matrimonio se encerró entre sus paredes, sin apenas servicio y raramente abrió sus puertas para una fiesta.

La fachada principal del palacio se abre directamente a la Plaza de Cibeles, sobresaliendo circularmente el cuerpo central, coronado con escudo. Desde ahí se organiza el interior, presidido por una impresionante escalera imperial cuya barandilla fue realizada por el escultor Jerónimo Suñol, que divide el espacio diagonalmente en dos alas simétricas, completamente separadas, en donde vivía recluido y distanciado el matrimonio.

A la muerte del mismo, la propiedad del palacio cambió sucesivamente de manos. Las circunstancias de su construcción, que había durado más de 30 años, hicieron que nunca más fuera un sitio agradable para vivir.Así, poco a poco se fue abandonado. Restaurado a finales del siglo XX por Carlos Puente, es hoy la sede de la institución de la Casa de América. Su interior, rescatado en toda su espectacularidad, al igual que las dependencias anexas al palacio, como la Casa de Muñecas, sorprenden al visitante, que se encuentra con uno de los más bellos ejemplos de arquitectura civil de finales del siglo XIX.

Es posible realizar una visita guiada por el interior del Palacio de Linares. Para obtener más información al respecto, hay que visitar la página web de la Casa de América.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter