Palacio de Santa Cruz

Palacio de Santa CruzEl Palacio de Santa Cruz es actualmente la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores. Está situado muy cerca de la Plaza Mayor de Madrid. Las trazas del edificio parece que fueron obra de Juan Gómez de Mora. Se levantó a principios del siglo XVI por orden de Felipe IV. De planta rectangular, con torres angulares en las esquinas, se estructura interiormente en dos patios simétricos que organizan el espacio, permitiendo la ventilación y la entrada de la luz natural. Es muy característica la combinación de ladrillo visto y granito, estilo que tuvo mucho éxito. Se exportó también a otros edificios de la Corte levantados durante la época.

Albergó las dependencias de la Sala de Alcaldes de Casa y Corte y de la Cárcel de Corte hasta 1767. En ese momento se pasó a denominar Palacio de Santa Cruz por su cercanía a la Iglesia de Santa Cruz. Tras sufrir un incendio y los problemas de la Guerra Civil, sufrió varias remodelaciones. Así alcanzó el aspecto que podemos ver en la actualidad. Además, está declarado Bien de Interés Cultural desde 1996.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio de Cristal

Palacio de CristalEl Palacio de Cristal de Madrid se encuentra situado en el interior del Parque del Retiro. Se construyó según el diseño de Ricardo Velázquez Bosco. Su proyecto de construcción se inspiraba en el Crystal Palace, levantado en Londres en 1851. El motivo de la construcción fue la Exposición de las Islas Filipinas. Su estructura es de metal, y está totalmente recubierto por planchas de cristal. Frente a la entrada al mismo se encuentra un pequeño lago artificial en el que destacan varios ejemplares de ciprés de los pantanos, cuyo tronco y raíces están bajo el agua.

En la actualidad, el interior del palacio alberga exposiciones temporales de arte moderno y la entrada es gratuita. Depende del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio de Gaviria

Palacio de Gaviria

Palacio de Gaviria

El Palacio de Gaviria está situado en la Travesía del Arenal, número 9. Lo mandó construir en 1846 el banquero Manuel Gaviria a Aníbal Álvarez Bouquel. Éste fue el arquitecto de los palacios de Abrantes, en la Calle Mayor; y el desaparecido del Marqués de Casa Riera, en la calle de Alcalá.

Su estructura evocaba la arquitectura italiana más puramente renacentista. Sufrió una transformación posterior cuando se le añadió una planta en altura. En su interior, restaurado en 1991, se conservan varios salones. En ellos se recuperó la decoración original así como la escalera. De igual forma, esta última intervención recuperó los importantes frescos de los techos, obra de Joaquín Espalter. En conjunto, los muros y los salones de este palacio respiran una rica historia por haberse convertido en lugar de frecuentes fiestas aristocráticas después de ser inaugurado por la reina Isabel II.

Se puede obtener más información sobre el Palacio de Gaviria en su página web.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio de Linares

Palacio de Linares

Palacio de Linares

El Palacio de Linares es un edificio de finales de siglo XIX. Se construyó en piedra blanca de Colmenar y granito, por orden de José Murga, marqués de Linares. Desde entonces, el palacio ha estado envuelto en la leyenda. Casado, sin saberlo, con su hermanastra, el marqués pudo continuar su vida conyugal gracias a una bula pontificia que así lo consentía, siempre y cuando la pareja no mantuviera relaciones. El matrimonio se encerró entre sus paredes, sin apenas servicio y raramente abrió sus puertas para una fiesta.

La fachada principal del palacio se abre directamente a la Plaza de Cibeles, sobresaliendo circularmente el cuerpo central, coronado con escudo. Desde ahí se organiza el interior, presidido por una impresionante escalera imperial. La barandilla la realizó el escultor Jerónimo Suñol. Divide el espacio diagonalmente en dos alas simétricas, completamente separadas.

A la muerte del mismo, la propiedad del palacio cambió sucesivamente de manos. Las circunstancias de su construcción, que había durado más de 30 años, hicieron que nunca más fuera un sitio agradable para vivir. Así, poco a poco se abandonó. Restaurado a finales del siglo XX por Carlos Puente, es hoy la sede de la institución de la Casa de América. Su interior, rescatado en toda su espectacularidad, al igual que las dependencias anexas al palacio, como la Casa de Muñecas, sorprenden al visitante. Es uno de los más bellos ejemplos de arquitectura civil de finales del siglo XIX.

Se puede realizar una visita guiada por el interior del Palacio de Linares. Para obtener más información al respecto, hay que visitar la página web de la Casa de América.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio del Congreso de los Diputados

Palacio del Congreso de los DiputadosEl Palacio del Congreso de los Diputados se construyó durante el período isabelino. Sin duda alguna fue la época de mejores desarrollos urbanísticos y arquitectónicos en la historia de Madrid.

En 1842, la Academia de Bellas Artes convocó un concurso público para construir una sede representativa del importante papel de las Cortes. Se eligió el lugar de la Carrera de San Jerónimo que ocupaba el convento del Espíritu Santo. El ganador del concurso fue el arquitecto Narciso Pascual y Colomer. Logró adaptar las necesidades impuestas por el concurso a un espacio físico que le venía dado. Utilizando lenguajes arquitectónicos y escultóricos recuperados de la tradición clásica, el arquitecto organizó un importante eje de entrada que desde la escalinata de acceso atraviesa el vestíbulo, galería, Salón de Pasos Perdidos y otra galería para acabar en el impresionante hemiciclo. Alrededor de este espacio se ordenan distintas líneas de circulación. También se disponen otras dependencias: despachos; bibliotecas; salas de reunión; salas de prensa; archivos.

Los escultores Panuchi y Ponciano Ponzano colaboraron con Pascual y Colomer. Se ocuparon especialmente de la decoración de la monumental fachada del Palacio del Congreso de los Diputados. Se hizo en la misma línea de las del Ministerio de Agricultura o la Biblioteca Nacional, todas ellas contemporáneas. En su centro hay una gran puerta de bronce. Ésta solo se abre cuando el Rey inaugura un nuevo mandato o en las jornadas de puertas abiertas. A cada lado de la escalinata se encuentran los famosos ‘leones del Congreso’. También los esculpió Ponzano con bronce de los cañones incautados en la Guerra de África.

En el interior, una impresionante decoración colabora a resaltar la importancia del edificio y la función en él desempeñada. Aparte de los escultores mencionados, participaron en esta decoración interior pintores como Carlos Luis de Ribera, que realizó los techos del Salón de Sesiones; o Vicente Camarón, que también hizo lo propio con los del Salón de Pasos Perdidos.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio Longoria

Palacio Longoria

Palacio Longoria

El Palacio Longoria lo diseñó en 1902 el arquitecto catalán José Riera Grases. Se trata de una casa-palacio para Javier González Longoria y su construcción se inició en 1903.

Se trata de uno de los escasos y, al mismo tiempo, más representativos edificios de estilo modernista construido en Madrid. La libertad de actuación que el propietario concedió al arquitecto supuso un incentivo para la creatividad, limitada casi siempre en esta época a la recreación de movimientos arquitectónicos ya caducados.

Su doble fachada, abierta a las calles de Pelayo y de Fernando VI, se une en un torreón circular. Ventanas, puertas y huecos se construyen a base de motivos florales y vegetales. En el interior continúa el juego en el que arquitectura y decoración se ensamblan de tal manera que acaban por formar un solo elemento. Destaca poderosamente la magnífica escalera de hierro y mármol con barandilla de bronce. Está cerrada en altura por una gran vidriera cuya decoración y colorido nos recuerdan los juegos de cristales de un caleidoscopio.

En la actualidad, este edificio es la sede de la Sociedad General de Autoes (SGAE).

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio de Amboage (Embajada de Italia)

Palacio de Amboage (Embajada de Italia)

Palacio de Amboage (Embajada de Italia)

El Palacio de Amboage (Embajada de Italia) es posible que no sea muy conocido por los madrileños. Ahí se encuentra la Embajada de Italia en Madrid. Se trata de un antiguo palacete de los marqueses de Amboage. Está situado en Juan Bravo esquina con Velázquez.

Es uno de los ejemplos más brillantes de la arquitectura de las grandes familias de la época. En inmejorable emplazamiento dentro del distrito de Salamanca, rodeado por un pequeño jardín urbano, el antiguo palacete recuerda el tono de ciudad agradable y bella para pasear de otros tiempos. Salones, gabinete y biblioteca en la planta principal, dormitorios y otras dependencias funcionales en el semisótano y segunda planta.

El proyecto corrió a cargo del arquitecto Joaquín Rojí. Presenta elementos franceses tan de moda en aquellos años, junto a referencias neobarrocas, columnas, frontones curvos o huecos ovalados.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio de Bermejillo

Palacio de Bermejillo

Palacio de Bermejillo

El Palacio de Bermejillo se levantó en 1913 según el diseño del arquitecto Eladio Laredo Carranza. Creó para los marqueses de Bermejillo un palacete en el entonces llamado paseo del Cisne y que hoy conocemos como calle de Eduardo Dato. Se trata de una obra maestra del nacionalismo arquitectónico de la segunda década del siglo XX. Es una evocación ‘neo’ de la arquitectura granadina y aquella otra ligada al más puro Renacimiento español.

Hoy, su llamativa fachada queda parcialmente oculta por el puente elevado que atraviesa el Paseo de la Castellana. Se ha roto así su perspectiva original, completamente exenta en sus cuatro fachadas. La principal, que asoma a Eduardo Dato, está flanqueada por dos torreones con cubierta de teja a cuatro aguas, sobre un importante alero de madera. Una balaustrada unifica estas dos torres en las que se abren unas galerías.

En el cuerpo central vuelve a ser protagonista la galería en piedra combinada con miradores, ventanas y balcones, en los que resalta el trabajo de forja de su rejería. Una ingeniosa combinación de elementos que da como resultado una ligera, elegante y amena fachada.

Actualmente es la sede del Defensor del Pueblo.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio del Marqués de Santa Cruz

Palacio del Marqués de Santa Cruz

Palacio del Marqués de Santa Cruz

El Palacio del Marqués de Santa Cruz nos remonta a la época de Felipe II, cuando este rey reconoció el valor y la astucia a don Álvaro de Bazán, responsable de la victoria frente a los turcos en Lepanto. Siglos más tarde, en 1846, el entonces marqués de Santa Cruz, don Francisco de Borja Joaquín de Silva Tellez Girón, marqués de Santa Cruz y del Viso, adquirió la casa que ahora nos ocupa, trasladando allí su residencia.

Casa y solar con historia, desde aquel documento de venta de 1627 que realizó un caballero de Santiago, don Juan Chaves y Mendoza, de dos solares de su propiedad a don Francisco Moreno, guantero de la reina. A estos dos primeros solares se añadirían otros dos sobre los que posteriormente se edificaría la casa.

En 1768, el arquitecto Antonio Pló y Camin, por encargo del conde de Superunda (entonces propietario), presenta solicitud de licencia e informa de las obras que está realizando. En 1774 se añadiría una portada para actualizar el edificio a las nuevas corrientes estéticas. Ya en el siglo XIX se llevan a cabo unas obras en el interior de la casa: un nuevo acceso; una pequeña modificación que permite introducir una nueva planta; bajar los techos del salón de baile, sin modificar las líneas de cornisa. El edificio, de gran sencillez y sólida construcción, es un ejemplo característico de la arquitectura madrileña.

La entrada se realiza a través de un pórtico que da acceso a un zaguán. Los patios interiores permiten iluminar todas las habitaciones y estancias. Una escalera de honor y otras escaleras secundarias permiten organizar el edificio. Sus salones principales dan a la fachada; mientras comedores, habitaciones y estancias del servicio lo hacen a los patios.

En la década de 1980 se remodeló el interior del palacio para transformarlo en un edificio de viviendas. Conserva intactas sus fachadas, tal cual quedaron después de su última reforma en 1870.

Mi ubicación
Cómo llegar

Palacio de Liria

Palacio de Liria

Palacio de Liria

El Palacio de Liria está situado en medio de una de las zonas más bulliciosas de la capital. Es un espacio donde se perpetúan las grandes hazañas militares, políticas y culturas que, desde el siglo XII, han contribuido a forjar la Historia de España. El mismo edificio nos habla del carácter que durante siglos ha forjado a sus moradores.

Mandado construir por el III Duque de Berwick en la segunda mitad del siglo XVIII, lo edifica Ventura Rodríguez. Está situado entre dos jardines, el delantero, inglés, y el trasero, francés. Sus impresionantes fachadas fueron las únicas que resistieron la ruina que provocó la Guerra Civil en el palacio. El XVII Duque, don Jacobo, asumió la obligación resumida en la inscripción que figura en la escalera del palacio. La tomó de Cicerón: “Para los dioses inmortales cuya voluntad fue, no solo el que yo heredara estas cosas de mis antepasados, sino el que se las transmitiera también a mis descendientes”.

La pasión por el arte, el buen gusto y el amor por lo que les es tan propio queda reflejado en el interior del edificio. La exquisita decoración, el cuidadoso detalle con que cada una de las piezas es situada, atendiendo a criterios históricos y artísticos, hacen que el paseo por sus salones exceda el ámbito cultural y que el asombro no sea solo causado por la belleza y grandiosidad de lo expuesto, sino que intervenga una sensación de agradecimiento por el mimo con que se nos ofrecen a la vista.

La pinacoteca del Palacio supone repasar, casi sin excepción, la lista de los más importantes pintores europeos. Velázquez, Goya, El Greco, Zurbarán, Ribera, Murillo, Vicente López, Federico y Raimundo Madrazo o Zuloaga, entre los españoles, acompañan a Fra Angélico, Palma ‘Il Vecchio’, Perugino, Rubens, Tiziano, Pablo Veronés, Bonifazio Veronese, Mengs, Brueghel de Velours, David Teniers o Vlieger, entre otros muchos artistas.

La colección de tapices también merece especial atención. Desde el que en el vestíbulo principal representa ‘La lucha de los griegos y las amazonas y la muerte de la reina Pantasilea’, la pieza más antigua documentada; hasta los tres tapices que representan ‘La victoria del Gran Duque de Alba en Guemmingen en 1568’; pasando por los elaborados Gobelinos, muy especialmente los espectaculares retratos de Napoleón III y la emperatriz Eugenia de Montijo.

Esta breve visita se enriquece con la contemplación del mobiliario; las colecciones de relojes, de armaduras (a destacar la que perteneció al Conde-Duque de Olivares); de espejos; y, en definitiva, del conjunto de excepcionales piezas que guarda este palacio.

Se permite la visita al Palacio de Liria previa concertación. Además, las visitas las supervisa un guía y la lista de espera es bastante amplia.

Mi ubicación
Cómo llegar