Madrid

Calle de Preciados.JPG Madrid, la capital de España, es una gran ciudad que conserva el aspecto antiguo gracias a su casco antiguo pero que ha ido añadiendo, con el paso de los años, nuevos elementos arquitectónicos que han sido símbolos de admiración tanto para sus ciudadanos como para los turistas que diariamente la visitan. Posiblemente sea la Puerta de Alcalá el elemento distintivo de Madrid, aunque lo que realmente destaca sea su enorme oferta cultural gracias a sus numerosos e importantes museos, como el Museo del Prado o el Museo Reina Sofía.

Ministerio de Asuntos Exteriores.JPG Situado al este de la capital podremos encontrar la ciudad antigua, un gran núcleo urbano que conserva edificios de varios siglos de antigüedad entre los que cabe destacar la Plaza Mayor, del siglo XVI, el Palacio Real, del siglo XVIII, o la Basílica Real de San Francisco el Grande, también del siglo XVIII. Sin duda alguna, Madrid es una ciudad que merece la pena recorrer andando por sus angostas calles del centro, que en algunos puntos nos transportan a épocas pasadas. Sus iglesias y sus palacetes, a veces ocultos en diminutas calles, merecen la pena ser visitados por los turistas que visitan la capital.

Más allá de esta zona cabe destacar la aparición de elementos más recientes pero mundialmente conocidos, como el estadio de fútbol Santiago Bernabéu o las recientes cuatro torres de Madrid, llamadas Cuatro Torres Business Area. Y si el visitante tiene la necesidad de descansar, la ciudad cuenta con infinidad de zonas verdes en las que poder relajarse, como el Parque del Retiro, la Casa de Campo o el Parque del Oeste. Además, la ciudad destaca por su gran número de musicales y espectáculos.

Si tienes pensado visitar Madrid, no dudes en consultar nuestra guía de viajes, donde podrás encontrar todo lo necesario para disfrutar de una visita increíble por esta ciudad española.

Palacio Real

Palacio Real (2).JPG El Palacio Real de Madrid se construyó en el lugar que previamente había ocupado el Antiguo Alcázar, destruido por un incendio en la Nochebuena de 1734, durante el reinado de Felipe V, quien decidió construir el nuevo palacio en el mismo lugar, pero sin utilizar madera, para así evitar un nuevo incendio. Se trata de una obra que fue encargada al arquitecto italiano Filippo Juvara por la reina Isabel de Farnesio; pero, tras la prematura muerte del arquitecto, fue otro italiano, Giovanni Battista Sachetti, quien continuó con el magnífico proyecto. En tiempos de Carlos III las obras continuaron a cargo de Sabatini.

Leer más »

Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá.JPG La Puerta de Alcalá es, seguramente, el monumento más representativo de la ciudad de Madrid. Testigo durante más de dos siglos de la historia de la capital española, en su piel ha sufrido las desgracias de las confrontaciones armadas que se han vivido en sus alrededores. Desde las huellas que dejó el fuego de los cañones del general Besières, al mando de la expedición francesa de ‘Los Cien Mil Hijos de San Luis’ en apoyo de Fernando VII, a las últimas secuelas de la Guerra Civil.

Existió, antes de que la que conocemos, una puerta del siglo XVII situada más cerca de la Plaza de Cibeles, construida en ladrillo entre 1636 y 1639.

Leer más »

Templo de Debod

Templo de Debod El Templo de Debod llegó a Madrid en 1970, desmontado y embalado en 1.359 cajas que pesaban cerca de mil toneladas. Los trabajos de reconstrucción duraron dos largos años; se inauguró el 18 de julio de 1972. Casi cuarenta años después, sigue siendo uno de los lugares más visitados de Madrid. El Templo fue una donación realizada por el gobierno egipcio a España "en consideración a sus esfuerzos en la contribución a la salvaguarda de los templos de Abu Simbel", pues España participó activamente en los trabajos de salvamento de varios templos que quedarían bajo las aguas del nilo como consecuencia de la construcción de la gran Presa de Asuán.

Leer más »