Cuartel del Conde Duque

El Cuartel del Conde Duque es, en la actualidad, un importante centro cultural remodelado recientemente. Sin embargo, su historia tuvo un uso bien diferente.

Felipe V mandó a Pedro de Ribera la construcción de un espacio arquitectónico para que pueda albergar a las Compañías Reales Guardias de Corps, constituidas en 1704 y que funcionaban como un cuerpo de seguridad personal del rey. El nuevo cuartel, un edificio de proporciones hasta entonces desconocidas en Madrid, se alzó cerca del antiguo emplazamiento de otros cuerpos de guardias, la valona y la española, en una zona despoblada, alejada del centro urbano. Cerca había tenido su residencia el Conde-Duque de Olivares, valido de Felipe IV, y a la proximidad de esta construcción debe el cuartel su nombre.

Alrededor de tres patios interiores, más grande el central que los laterales, organiza Ribera el espacio, que conforma un gran rectángulo en el que, al exterior, impresionan las dimensiones de sus fachadas estructuradas logintudinalmente y recorridas por doble hileras de ventanas sin resalto alguno sobre la superficie de la fachada. Solo la gran portada barroca, concebida a modo de retablo, destaca sobre la superficie lisa del paramento y rompe, por un momento, la composición seriada.

En el interior, las fachadas de los patios, donde las tropas realizaban sus ejercicios y ensayos, repiten la estructura exterior. Un suave cubrimiento de teja a doble vertiente corona el edificio cimentado sobre una serie de pilares de granito, que anticipan en muchos años futuras técnicas constructivas.

Quienes deseen obtener más información sobre las actividades y exposiciones temporales que tienen lugar en el Cuartel a lo largo del año deben visitar su página web: http://www.esmadrid.com/condeduque/portal.do

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter