Palacio de la Zarzuela

El Palacio de la Zarzuela fue diseñado por el arquitecto real Juan Gómez de Mora en 1634 para el Cardenal Infante don Fernando, hermano de Felipe IV, cuyas obras fueron finalizadas cuatro años más tarde por Juan de Aguilar. Sin embargo, la Guerra Civil hizo desaparecer cualquier huella digna procedente del pasado y Patrimonio, de quien dependía entonces el edificio, encargó su reconstrucción en 1958 al arquitecto Diego Méndez, quien, conservando su aspecto inicial, transformó sustancialmente su distribución, tanto en planta como en alzado, para adaptarlo a las necesidades de los que serían Príncipes de España.

El interior se ordena en distintos espacios, unos de uso privado de la Familia Real y otros destinados a actos oficiales. Todos ellos fueron decorados, en su mayor parte, con mobiliario y distintas obras de arte procedentes de Patrimonio Nacional, entre ellas cuadros de Rubens y Paret, que han sido incrementados con regalos hechos por otros artistas, como ‘El atleta cósmico’, de Dalí.

Muy cerca, una pequeña y sobria ermita de piedra nos habla de la austeridad de los habitantes del palacio. Aquí recibieron su Primera Comunión el Príncipe y las Infantas.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter